Exploran oportunidades para negociar con la República Popular de China

El café es de los bienes que pueden tener éxito en ese mercado, pero requeriría de una estrategia específica para el consumidor chino.

Asia B Consulting, una empresa colombiana que se especializa en construir puentes de negocios entre países latinoameriacanos y asiáticos busca establecerse en El Salvador para aprovechar oportunidades, específicamente con el mercado chino. El café y el turismo son de los rubros principales que se pueden aprovechar.

David Barriga, CEO de la empresa, explicó que están en un proceso de exploración de la región centroamericana. Además de El Salvador, visitaron Panamá y Costa Rica, esto después de que los países mencionados optaron por establecer relaciones diplomáticas con China, y no Taiwán.

“China es uno de los mercados más atractivos pero también es complejo: es grande y es diverso. El conocimiento que se tiene relativamente es bajo en estos países y eso es parte de lo que nosotros podemos apoyar a solucionar”, afirmó Barriga.

El Salvador exportó a China $51.9 millones el año pasado, una cantidad menor a lo exportado en 2018, de acuerdo con cifras del Banco Central de Reserva (BCR). El colombiano explicó que pese a que El Salvador es un país pequeño, tiene un potencial para exportar a China, sobre todo aprovechando el acercamiento diplomático, no solo por la apertura de relaciones, sino por la visita que realizó el presidente de la República, Nayib Bukele.

Barriga señaló que es necesario implementar una adecuada estrategia que se apegue al mercado chino y al nicho específico al que se quiera apuntar. Por ejemplo, el caso de “Luckin Coffee”, una cadena de cafés de China que ha crecido con una aplicación que permite a los clientes ordenar su bebida a distancia.

“Esa innovación no es solo un mecanismo para vender, sino que es un mecanismo de recopilación de información. Ellos saben a qué horas se toma café, qué variedad les gusta (…) los negocios en China están, pero hay que saber cómo el consumidor chino se está comportando”, explicó el CEO de Asia B Consulting.

El Salvador es un país exportador de café, aunque el producto tiene un peso cada vez menor en la economía. Sin embargo, el país ya tiene muchos años de vender a los mercados tradicionales: Estados Unidos y Europa. En Asia, Japón, Corea del Sur y Taiwán son algunas de las naciones que han comprado grano salvadoreño.

Durante la cosecha pasada, China fue el decimotercer comprador del café nacional, después de Taiwán y por encima de Finlandia. La nación asiática adquirió 4,902 quintales, el 0.7 % de lo exportado, por un total de $978,032, según cifras del Consejo Salvadoreño del Café (CSC).

De la cosecha actual, China ya compró 6,165 quintales, más que lo adquirido por Taiwán, pero por un monto total menor. Se ha vendido solo $830,197, menos dinero, aunque en volumen sea más café. Esto significa que se está exportando a precios más bajos.

Roberto Salaverría, empresario cafetalero y propietario de la cadena de cafés La Casona, explicó que “hay que saber escuchar”, puesto que “el mundo de Asia es nuevo”. El empresario nunca ha exportado a China, pero tiene interés. Quiere apostar por la venta de café tostado, y no oro como se exporta tradicionalmente.

La visión de Salaverría es comercializar no solo su café, sino también que “La Casona” sea una plataforma para que otros productores puedan exportar café tostado, que se vende a un precio muchísimo más alto.

Barriga explicó que es necesario tener una estrategia sólida para el consumidor chino y entender a qué tipo de mercado se busca apuntar. La mayoría busca una preparación de café que sea más similar a la del té y más ágil.

Los nichos de personas con una cultura de café más desarrollada también pueden ser una alternativa, pues aunque sean minoría, siempre representan un mercado grande.

Otra segmento que se puede explotar es el turismo. Según Barriga un visitante chino gasta en promedio unos $513 al día.

Durante su estadía en El Salvador, Barriga se reunió con otros sectores y afirmó que sí hay un interés en el mercado chino. Otros productos que han generado interés son el chaparro y la miel. Asia B Consulting no trabaja solo en China, sino que busca oportunidades en todo el continente.

 

Por Javier Orellana | Recopilado de eleconomista.net el 24 de febrero del 2020

No se admiten más comentarios