Gobierno analiza emitir bonos en bitcoin para pagar deuda

El Ministerio de Hacienda analiza emitir bonos en bitcoin para honrar el vencimiento de una emisión de Eurobonos de $800 millones de enero de 2023.

Alejandro Zelaya, titular de Hacienda, reconoció que este año debe salir a buscar el financiamiento para honrar ese compromiso y rechazó que el Gobierno no tenga alternativas para emitir nueva deuda. Aseguró que incluso “hemos tenido ofertas institucionales de varios bancos de inversión”, pero que “no puedo revelar sus nombres porque estamos en conversación”.

El funcionario recordó en la entrevista de Frente a Frente que el Gobierno prepara una primera oferta de un bono de $1,000 millones en bitcoin, una alternativa que “puede usar también para este tipo de operaciones”.

En noviembre de 2021, el presidente Nayib Bukele anunció durante la Conferencia Latinoamericana del Bitcóin y Blockchain (Labitconf) que el Gobierno estructura un oferta con las firmas Bitfinex y Blockstream, cuyos recursos se utilizarían para financiar infraestructura de minería de la criptomoneda con $500 millones y otros $500 millones para la compra de más bitcoin.

Zelaya indicó que este martes el Gobierno se reunirá con una comitiva de inversionistas interesados en la compra del bono, una operación que se ha estructurado para tener un interés de 6.5 % a 10 años de vencimiento.

“Vamos a ver cómo sale” la primera emisión de bonos en bitcoin “para trazar toda la estrategia”, dijo Zelaya. Agregó que no “vamos a abandonar el mercado tradicional”.

También puede interesarle: Registros Sanitarios en El Salvador.

Hacienda no saldrá al mercado internacional.

La semana pasada, la agencia de noticias especializadas Bloomberg destacó que El Salvador tuvo el peor desempeño de sus bonos a nivel mundial con caídas en su valor entre el 30 % y 40 % al cierre de 2021.

En el análisis, se destacó que el deterioro se agudizó por la capacidad de pago del Gobierno salvadoreño para cumplir el vencimiento de 2023 ante su apuesta por el bitcoin, más las diferentes polémicas ocurridas desde que la nueva Asamblea Legislativa -dominada por el oficialismo- tomó posesión el 1 de mayo, como la destitución de los magistrados.

Ante esto, Zelaya respondió este martes que “habría que ser muy bobo para salir en el mercado internacional”.  Hacienda se enfocará, continuó explicando, en buscar financiamiento con los multilaterales para cubrir la brecha de $498 millones del presupuesto general de la nación de 2022.

Junto a la caída en el precio de los bonos, el riesgo país de El Salvador se duplicó en todo 2021 y cerró el 31 de diciembre en 14.91 puntos el Indicador de Bonos de Mercados Emergentes (EMBI, por sus siglas en inglés), su punto más alto desde 2007.

El EMBI más la tasa del Bono del Tesoro de Estados Unidos -considerado libre de riesgo- es el interés mínimo que un tenedor exigiría para invertir. Así, si El Salvador decidiera emitir deuda al mercado internacional, tendría que ofrecer un cupón arriba del 16.4 %.

Fuente: diario.elmundo.sv

No se admiten más comentarios